Nuestra historia

¡Gracias por tomarte un tiempo para conocer un poco de nuestra historia!

Hace casi quince años, estando embarazada de mi primer hijo en Monterrey...

Ciudad donde nací y vivo actualmente, me di cuenta que al querer comprarle cositas a mi bebé tenía muy pocas opciones de donde escoger. Habiendo tenido el privilegio de viajar a otras ciudades fuera de mi país me di cuenta que había cosas hermosas para bebés y niños que me gustaría traer a Monterrey para que más mamás las conocieran y también pudieran comprarlas para sus bebés.

Después de platicarle la idea a mi mamá, nos aventuramos a empezar lo que hoy es Colibrí.

La primera tienda la pusimos en un pequeño cuarto en mi casa...

Aquí llegaban amigas y conocidas a comprar lo que nos iba llegando. Al poco tiempo de abrir y gracias a las recomendaciones de nuestros primeros clientes y amigos, comenzaron a ser más las personas que querían venir a ver lo que teníamos.

Desde el día uno hemos tenido los mejores clientes…

Estamos infinitamente agradecidos, ya que por su apoyo nos vimos en la necesidad de encontrar un pequeño local.

Creciendo juntos…

Al principio sólo teníamos ropita y accesorios para bebés, pero con el tiempo los bebés de nuestros clientes fueron creciendo y Colibrí creció con ellos.

Al poco tiempo de abrir empezamos a introducir ropa en tallas más grandes, junto con juguetes increíbles y originales que creímos podían ser del gusto de quienes nos visitaban. Es así como poco a poco, hemos introducido en nuestras tiendas las marcas más exclusivas a nivel mundial y nos esforzamos diariamente para ofrecerles productos increíbles con la mejor calidad.

Colibrí no ha dejado de crecer…

Ahora ofrecemos nuestros productos a mamás y a niños de todas partes del mundo. Es muy emocionante ver cómo nuestro negocio ha crecido y se ha fortalecido gracias a la estrecha relación que hemos logrado hacer con cada uno de nuestros clientes.

¡Les doy la bienvenida y los invito a conocer lo que con tanto cariño escogemos para ustedes!
¡Bienvenidos a Colibrí!

Myriam Salacas, Co-fundadora